¿Cómo hablar de sexualidad con mis hijos?

Tener noción de que es la sexualidad es importante para el funcionamiento de nuestra vida diaria, y esta noción es primordial empezar a formarla desde tempranas etapas de la vida, de acuerdo a la psicóloga y sexóloga Irene Negri creadora del proyecto de Educación Sexual Afectiva “Sexeducando” (@sexeducando) explica:

Por lo general y de manera bastante reduccionista, tendemos a pensar que la sexualidad es solamente un sinónimo de sexo y que es un tema del cual ‘no está bien hablar’ o simplemente no se ofrecen activamente los espacios para hacerlo.

En su profesión Negri se ha percatado que la edad para hablar sobre sexualidad no es acorde a lo esperado y recomendado

Existe la noción de que la sexualidad es algo que comienza cuando empiezas a tener actividad sexual física, señalado como momento vital la adolescencia, cuando la verdad, es que nacemos como seres sexuados. Lo que pasa, es que dependiendo de la etapa vital en la que estemos, esta sexualidad es entendida y expresada de maneras diferentes.

Negri considera que comprender y hablar sobre la sexualidad es un factor importante dentro de la educación del hogar y hacia los hijos

De allí la importancia de que las conversaciones sobre sexualidad, entendiendo el sentido macro de la palabra, se comiencen a dar lo más temprano posible, con un abordaje que refleje la naturalidad del tema y no promueva actitudes negativas en las y los niños.

A mayor información y manejo del tema, mayor será también su capacidad para desarrollar una autoestima corporal, emocional y sexual más sólida, lo que les llevará por un camino de aceptación de la propia persona, la construcción de relaciones sanas basadas en la asertividad y la prevención de posibles comportamientos de riesgo o abusos.

Siguiendo la recomendación en cuanto a la importancia de abordar el tema de la sexualidad y que sea de la forma más natural posible, consideramos desde Psiconocete junto a Negri que para fomentar estos espacios adecuados deberíamos brindar algunas herramientas dinámicas para entender de qué trata y que permitan aprender tanto juntos en familia como por separado sobre el tema.

No solo desde la posición de padres para aprender sobre ello y contextualizarse en cómo se maneja en la actualidad.

Sino que los hijos especialmente adolescentes puedan conocer, preguntarse, preguntar y adentrarse en el tema por ellos mismos con información dosificada de acuerdo a su edad.

Una de las formas más dinámicas que harán ese momento de descubrimiento y aprendizaje armonioso es con recursos audiovisuales como películas y series principalmente.

Entre las películas recomendadas están:

Llámame por tu nombre:

Es recomendada para adolescentes a partir de los 15-16 años de edad, esta película está basada en un libro llamado de igual forma escrito por André Aciman.

Tanto el libro como la película son buenas, se trata sobre un adolescente italiano y la exploración de su sexualidad (a nivel tanto afectivo como erótico).

En el transcurso de la historia se observa como es la lucha interna del joven para entender ese interés “repentino” en el huésped de la casa de verano de su familia, identificar de que se trata y como no ceder a ello.

La confusión que genera con respecto a su orientación sexual puesto que le atraen las mujeres pero este hombre también le genera interés y luego como logra permitirse explorar lo que siente.

Se observa como la sociedad influye en lo que se puede o no hacer con respecto a quien debemos amar y como expresarlo, afectando las decisiones que tomemos con respecto a nuestra vida y el futuro a nivel sentimental y afectivo.

Además de como más allá del sexo biológico y la identidad de género que posea una persona, puede ser que alguien en particular genere interés especial en nosotros.

Es un recorrido interesante de como empiezan las dudas, los reproches hacia el mismo por estar fuera de lo esperado.

Pasando al cuestionamiento del porqué sucede eso y experimentarlo, sufrir el dolor de un corazón roto y aceptar el camino que cada uno escoge en su vida, guardando los recuerdos como manera de agradecer lo vivido.

Es una ventana a la vivencia interna de un adolescente en plena fase de exploración donde tiene diversas oportunidades de experimentar y aprender en diversas áreas (social, afectiva y familiar) y como se enfrenta a ellas, a veces acertando y otras no pero considerando que lo que genera sentido a la vida se trata de lo experimentado y sentido, más que lo temido.

Si supieras:

Está dirigida para adolescentes desde los 13 años, es una película de Netflix dirigida por Alice Wu, esta directora tiene una importante representación en la comunidad LGBTI+.

 

Es interesante porque no es una clásica película de amor, no tiene el desenlace esperado de un “felices por siempre juntos” y es algo que se está viendo cada vez más común en las historias cinematográficas.

Presenta un triángulo amoroso entre adolescentes cuyos integrantes tienen diferentes orientaciones sexuales y el conflicto con los roles de género (lo que es esperado y lo que no por la sociedad de acuerdo al sexo biológico).

El temor de intentar lo que deseas, arriesgarse por lograr el objetivo aunque se pueda fallar, quedarse en su zona de confort y sobre todo expresar lo que deseas, como te sientes y el sacrificio que se hace por la persona que quieres.

Es importante esta película puesto que da la oportunidad de entender cómo se vive con el estigma de ser diferente a los demás y tener que evitar expresarse para no sufrir rechazo y/o burlas, así como, la exploración de la orientación sexual, sobretodo en la adolescencia donde es común que eso suceda.

Además de lo anterior, permite ver de forma más sutil la lucha entre las creencias, el poder de las mismas sobre la percepción que tenemos de los demás y de nosotros mismos y el cuestionamiento de si eso es realmente “bueno”, qué perdemos o a quienes perdemos por guiarnos por lo que la sociedad nos indica en qué creer y cómo comportarnos y como el amor hacia el otro implica aceptarlo tal y como es, aunque no siempre estemos de acuerdo con eso.

No soy un hombre fácil:

Es una película francesa realizada por Netflix, dirigida por Eleonore Pourrait, está dirigida para adolescentes a partir de 17 años.

La trama es sobre un hombre que tiene actitudes machistas hacia las mujeres, pero por cuestiones del destino, termina en un universo paralelo donde las conductas de género son diferentes a las que él conoce.

En este universo las mujeres son el “sexo dominante” y los hombres pasan a ocupar el rol de “sexo débil”.

Se trata de una crítica a las expresiones y roles de género y de una forma menos sutil hacer honor a la frase “ponerse en los zapatos del otro”.

Es una crítica a como la educación que todos hemos recibido y las construcciones sociales que han marcado diferencias de acuerdo al género, puesto que más allá de las diferencias a nivel biológico, gran parte de nuestro comportamiento, manera de relacionarnos y hasta de pensar es resultado de la construcción social de los roles de género que se han establecido a lo largo de la historia hasta la actualidad.

Dándonos como reflexión como podemos hacer daño a los demás y a nosotros mismos por guiarnos de creencias y que de querer hacer un cambio, este debe venir de información verificada y respaldada, deconstruyendo creencias y educando a las siguientes generaciones basándose en concepciones realistas y en el respeto e igualdad de género.

En cuanto a las series:

Sexeducation:

Es una serie que podemos encontrar en Netflix y es ideal para aprender y tratar los temas de sexualidad, es recomendable a partir de los 14 años.

Se trata de adolescentes y su vida tanto dentro como fuera de la secundaria, atrae por la variedad de situaciones que se presentan y como muestra que la vida diaria está compuesta por diferentes situaciones y como la diversidad es común.

Presenta situaciones diversas como problemas en las relaciones sexuales, enfermedades de transmisión sexual, identidad de género, infidelidades, orientación sexual, roles de género, la presión de los compañeros para realizar actividades y lo esperado por la edad.

Además de como la sociedad influye en la concepción de nosotros y del otro.

Un extra que la hace más interesante y útil es que ahonda en temas más complejos pero importantes como el estigma social hacia el aborto y la perspectiva de quien lo realiza, así como, tratan la discriminación y el acoso sexual.

A pesar de manejar temas delicados, la serie intenta que no sean pesados o muy incómodos, sino que te permita identificarte y vincularte con los personajes y sus historias.

También te permite entender qué es pasar por ello y sobretodo la importancia de la educación y como el prejuicio de la sociedad y de nuestros mayores ejerce una influencia sobre la percepción que tenemos de nosotros mismos, de los demás y nuestra forma de expresarnos.

Never have I ever:

Esta serie es recomendable para preadolescentes de 12 años en adelante, se encuentra en Netflix

Es una serie con una perspectiva fresca que intenta mostrar aspectos de la adolescencia de una forma menos teatral o exagerada.

Es un grupo de amigas de la escuela secundaria con diferencias étnicas que buscan ser populares.

En ella se presentan personajes que se ven influidos por las normas de la cultura y la sociedad donde se encuentran y de donde provienen.

Ademas de los padres por cómo esperan que se comporten, vistan y actúen de acuerdo al género y sexo biológico que tiene cada uno.

El miedo de sincerar sus sentimientos por temor al que dirán y sobretodo el que dirá la familia, las consecuencias que podría traer y el sopesar los riesgos de atreverse a ser sinceros con los demás y sobretodo consigo mismo.

Algo muy positivo que se observa y debe hacerse énfasis es la aceptación y el apoyo recibido en cuanto a la declaración sobre la orientación sexual de uno de los personajes.

También se plantea no solo la influencia de la sociedad y los adultos, sino de los mismos compañeros en mantener comportamiento determinado para ser “aceptado” por los demás y cuanto puede llegar a lastimar a los otros y a nosotros mismos por actuar según lo esperado.

Special:

Es una miniserie de Netflix, dirigida para mayores de 18 años, por lo cual se recomienda verla juntos (padres e hijos/as).

Se trata de un hombre con discapacidad que intenta independizarse, por lo cual consigue un empleo y empieza a conocer personas y hacer amigos.

Es sobre la aventura que todos emprenden con respecto al autoconocimiento, la independencia y aceptación propia y del otro.

Abarca el tema de como de forma constante y muchas veces inconsciente estamos mostrando una imagen de nosotros que no corresponde realmente con lo que sentimos, pensamos, expresamos y hasta nos mostramos ante los demás.

Se trata de un viaje que hacen los personajes hacia el autodescubrimiento del amor propio, la orientación sexual, su identidad, la independencia y los vínculos afectivos que formas con los que te rodean.

Esta serie busca cambiar el estereotipo que se tiene hacia las personas con discapacidad y los homosexuales, puesto que se tiene una imagen de cómo deben ser ellos también y que sucede si no esta “dentro de lo esperado”, porque hasta lo “menos común” también tiene una forma de ser dentro de la sociedad.

Glee:

Es una serie de Fox y está dirigida para adolescentes desde los 14 años

 

Es una serie que trata sobre un grupo de estudiantes de secundaria y preparatoria “marginados” por el resto de sus compañeros de clase, debido a que no encajan de acuerdo a lo esperado para ellos.

Pero todos tienen en común la habilidad musical por lo cual se unen al club de música de la escuela cuyo nombre es “Glee”.

A través de las historias de los personajes se ve como abordan diversos temas de interés común tanto para los adolescentes como para los adultos.

Tratan temas como la identidad de género, la orientación sexual, las relaciones amorosas e interpersonales, el bullying, la discriminación, discapacidades, el duelo y  las responsabilidades que se adquieren a medida que vas creciendo.

Y a pesar de la clase de temas que manejan en la serie, buscan hacerlo llevadero y además lo divertido de la serie es que cantan y bailan sin ser un musical.

A través de las canciones y coreografías los personajes se expresan, enseñando la importancia de hablar y sacar lo que uno lleva dentro.

Que en ocasiones puede ser pesado, difícil, triste o alegre, divertido y emocionante pero que se puede expresar a través de la música (tocando algún instrumento, bailando o cantando), o a través de otras actividades como dibujar, pintar, escribir o hablar (lo fundamental es que lo expreses).

Para terminar

La idea de este artículo y el de sexualidad es brindar herramientas que permitan tener una comprensión mejor sobre que es el tema y la importancia de abordarlo con nuestros hijos desde tempranas edades, brindando la información necesaria de acuerdo a la edad de ellos.

Si eres un adolescente o adulto también brindarte la información que quizás no has obtenido por parte de tus padres u otros.

No hay que considerar que el conocimiento es implícito o que la vida nos enseñara solos, la experiencia te brinda aprendizaje pero contar con el apoyo y la enseñanza del hogar permitirá afrontar las situaciones de mejor manera y puede que prevenga de pasar malos ratos.

Y aunque tus hijos ya sean grandes, nunca es tarde para aprender (de ambos lados) y brindarles un espacio de confidencia y apoyo.

También si tus hijos están creciendo, es el momento perfecto para crear un ambiente de confianza donde puedan expresar sus dudas e inquietudes, saber que pueden contar con un padre/madre que los escuchará y guiara a pesar de equivocarse, esto forma parte del desarrollo de un autoestima positiva y una relación fortalecida entre padres e hijos.

Si conoces otras series, películas u otro material que permita aprender de sexualidad y brindar espacios de discusión, coméntalo nos encantaría conocerlos y aumentar las herramientas para la comunidad y para nosotros.

Si deseas conocer que otros temas trabaja Irene Negri te invito a visitar su blog en la siguiente dirección: linktr.ee/sexeducando.com