Terapia centrada en el cliente

terapia-centrada-en-el-cliente

Este tipo de terapia tiene su  origen en los años 40 y 50, fue desarrollada por el psicólogo Carl Rogers a partir de 1940 hasta 1980, es una tendencia incorporada hacia el crecimiento y la realización, a través de la aceptación, la congruencia del terapeuta y la comprensión empática.

Tiene como objetivos el aumento de la autoestima y la apertura a la experiencia, trabajando para ayudar a los clientes a tener una vida plena de auto comprensión y reducir la actitud defensiva, la culpa y la inseguridad, tener relaciones más positivas y cómodas con el otro y mayor capacidad para experimentar y expresar sus sentimientos.

Los elementos claves de la terapia son:

  1. No directivo: el cliente es quien lidera la discusión y los terapeutas no tratan de guiar al cliente en una dirección particular
  2. Hincapié en la consideración positiva incondicional: los terapeutas muestran aceptación y apoyo total a sus clientes

Las cualidades según Rogers que debería tener el terapeuta son tres:

  1. Autenticidad: el terapeuta debe compartir sus sentimientos honestamente, debido que al modelar este comportamiento se podrá enseñar al cliente a desarrollar esa habilidad
  2. Consideración positiva incondicional: Se debe aceptar al cliente por lo que es y mostrar apoyo y cuidado sin importar lo que el cliente enfrente o experimente. Rogers considera que las personas están acostumbradas a recibir apoyo condicional, donde se recibe el apoyo cuando se cumplen ciertas expectativas, al crear un clima de apoyo incondicional el cliente es capaz de expresar sus verdaderas emociones sin miedo al rechazo.
  3. Comprensión empática: el terapeuta debe ser reflexivo, actuando como un espejo de los sentimientos y pensamientos del cliente, el objetivo es permitir que el cliente pueda comprender de forma más clara sus propios pensamientos, percepciones y emociones internas.

Los objetivos de la terapia centrada en el cliente dependen del propio cliente puesto que es quien tiene suficiente conocimiento de sí mismo para establecer objetivos efectivos y deseables para la terapia, pero algunas metas generales en este tipo de terapias humanistas son:

  1. Facilitar el crecimiento y desarrollo personal
  2. Eliminar o mitigar los sentimientos de angustia
  3. Aumentar la autoestima y la apertura a la experiencia
  4. Mejorar la comprensión del cliente en sí mismo

Las técnicas que utiliza la terapia son varias, sin embargo, la única reconocida como efectiva y aplicada es la escucha sin prejuicios, debido a que desde el punto de vista rogeriano, el uso de técnicas puede tener un efecto despersonalizador en la relación terapéutica.

Pero consideran algunos consejos y sugerencias como técnicas, siendo las siguientes:

  • Reflexión: el terapeuta realiza un resumen de lo que el cliente dijo y lo verbaliza al cliente de modo que evidencia comprensión del mismo, en ocasiones, este resumen se basa más en el contenido emocional que de la narración de un cliente.
  • Escucha activa: el terapeuta escucha activamente al cliente en lugar de buscar información para otro propósito como el de un problema o síntoma, siendo el objetivo el de escuchar y empatizar.
  • Experiencia no censurada como vía para el crecimiento personal: el terapeuta no guía al cliente hacia ciertos temas, el cliente decidirá hacia donde se dirigirá la misma

Nuestro Equipo

Solicita una Cita en linea y de forma gratuita

Recibe la ayuda experta que necesitas. Verifica el horario disponible que mas te convenga y aparta tu cita, conoce cómo trabajamos personalmente y en Linea.